IoT: internet de las cosas

HEAVY WORDS
HEAVY WORDS

INTERNET DE LAS COSAS (IoT)


El internet de las cosas se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos a internet. El internet de las cosas ha revolucionado el mundo de la tecnología y cada vez más consigue tener mayor presencia en nuestro día a día. 


Para entender de qué va el Internet de las cosas debemos también comprender que sus fundamentos no son en lo absoluto nuevos. Desde hace unos 30 años que se viene trabajando con la idea de hacer un poco más interactivos todos los objetos de uso cotidiano. Ideas como el hogar inteligente, también conocido como la casa del mañana, han evolucionado antes de que nos demos cuenta en el hogar conectado para entrar al Internet de las cosas.


De acuerdo con  IDC RESEARCH ESPAÑA el 20% de las organizaciones españolas ya han desplegados proyectos reales de IoT 


El gran reto que tiene el Internet de las cosas es aumentar los niveles de seguridad ya que existe un amplio abanico de amenazas donde constantemente nuestros datos se ven comprometidos. Grandes empresas como Google y Facebook se han visto afectados tras fallos en sus procesos de seguridad quedando al descubierto datos de mas de 50millones de usuarios que luego fueron robados de forma masiva. 


De forma simple Internet de las Cosas trata de objetos conectados entre si por medio de la red. Estos intercambian información para facilitar o crear diversas acciones. Para que algo así pueda ocurrir hay un conjunto de tres factores que necesitan ser combinados para que una aplicación funcione dentro del concepto de Internet de las Cosas. Estos son: dispositivos, la red y un sistema de control.


  • Los Dispositivos: son todos aquellos que ya conocemos, como: refrigeradores, carros, lamparas, relojes, cafeteras, televisión y otros. En estos dispositivos es importante que sean equipados con los items correctos para proporcionar la comunicación con los demás elementos. Esos límites pueden ser chips, conexión con internet, sensores, antenas entre otros.
  • La Red: es el medio de comunicación y ya estamos acostumbrados a ella. Pues son tecnologías como Wi-Fi, Bluetooth y datos móviles (3G y 4G).
  • El sistema de control: es necesario para que todos los datos capturados de los dispositivos a través de red sean procesados, entonces ellos son enviados para un sistema que controla cada aspecto y hace nuevas conexiones.


Hoy en día tenemos en nuestra cotidianidad objetos y procesos que funcionan bajo la premisa del internet de las cosas: 


  1. La seguridad del hogar: existen muchas plataformas para que veas en vivo lo que ocurre en tu casa sin necesidad de estar allí. Los censores de los dispositivos son capaces de detectar hasta el más mínimo moviendo haciendo que lo veas de forma inmediata en tu móvil. 
  2. Limpieza: existen herramientas que pueden ayudarte en la limpieza. Pueden ir aspirando mientras tu estas fuera de casa. Desde una app lo programas para que empiece y finalice su trabajo.
  3. Relojes: llamados wearable, son dispositivos que permite desde saber cuantos kilometros recorriste, cuantas calorías quemaste, las pulsaciones de tu corazón e inclusive saber dónde dejaste el móvil. 

IoT está irrumpiendo en diversos sectores, revolucionando el transporte, el comercio minorista, la industria, la sanidad e, incluso, los hogares. Estas nuevas tecnologías han creado un mercado incipiente que durante este año va a crecer de forma significativa a nivel mundial, y que seguirá haciéndolo hasta al menos 2023.

READY TO JUMP INTO

THE DIGITAL REVOLUTION?